El faro literario entrevista a Víctor Aristimuño Yanguas, autor de Inner hero

P.: ¿Quién es Víctor Aristimuño Yanguas, qué nos podrías decir sobre ti mismo?

V: Bueno… Partiendo de lo básico: tengo veinticinco años y vivo en Logroño, La Rioja. Tengo estudios de alojamientos turísticos, pero tiendo más a trabajos que involucran la enseñanza de idiomas. En particular, la enseñanza de japonés para preparar a la gente para el examen oficial. Aunque aún me queda mucho a mí mismo por aprender en esta lengua. En general se podría decir que tengo una vocación por la educación, por lo que en el futuro planteo abrir una academia de lenguas. También hablo con fluides inglés, a un nivel intermedio francés e italiano y en básico tengo alemán. En cuanto a hobbies, como se puede ver en la novela, soy un adicto a la cultura japonesa, tanto en sus vertiente moderna como en la más tradicional. Pertenezco en mi tierra a una asociación que trabaja en este tema y actualmente voy a empezar a indagar aspectos más profundos de la misma como son la caligrafía (shodo), la corriente teatral del rakugo, el arreglo floral (ikebana), cocina, etc. También soy un amante de los videojuegos, y en particular de la compañía Nintendo.

P.: ¿Como ha sido tu trayectoria literaria hasta la fecha?

V: Comencé a escribir en 2007, con catorce años, pequeños fan fiction, u obras basadas en otras creaciones de ficción. Pronto quise arriesgarme a hacer una historia a la que me dediqué largos años, pero que carecía de calidad a nivel literario y que acabó quedándose a medias. Lo hacía más por diversión que por hacer algo en condiciones. También tengo una historia titulada Basted Lives, la cual he intentado adaptar al formato de rol en foros. No obstante, nunca he conseguido tener muchos usuarios, y mucho menos constantes. Consecuencia de esto es que nunca logré que durara mucho tiempo. Quizá en el futuro me pudiera plantear adaptarla al formato novelístico, porque de hecho tengo narrativas preparadas. Hay un capítulo 0 que explica un poco del pasado de la historia. Inner Hero es, la verdad, la primera historia en novela con la que me pongo en serio. Una de mis asignaturas pendientes siempre había sido la descripción y, la verdad, quise demostrarme a mí mismo que era capaz de lograrla.

P.: ¿Cómo surgen las ideas y la historia que leemos en Inner hero? Se observa una gran experiencia en juegos o un gran trabajo de documentación…

V: La historia del joven encerrado en un videojuego no es nada nuevo en la ficción, la verdad. Mis mayores influencias en ese aspecto son las obras del manga japonés Sword Art Online o Log Horizon, prefiriendo más la segunda por su mayor enfoque en las características del videojuego. También tomé ideas para el mundo o los personajes y sus clases del MMORPG Final Fantasy XIV, en el que soy habitual. Llevo jugando a videojuegos desde 1998 y, la verdad, creo que en futuro podríamos alcanzar a crear una tecnología capaz de lograr ese nivel de inmersión que nos permita sentirnos dentro de un mundo así. Pero, por supuesto, sin trampas mortales, jaja. No obstante, existe el peligro de que haya gente que, en un ambiente así, huya de la sociedad. Cara al entorno de Heim y, sobre todo, su desplazamiento hasta Tokio, me documenté como si de un turista se tratara. Tomé horarios y líneas reales de tren y busqué entornos en los que situar los puntos principales.

P.: Es más que evidente la influencia de la cultura japonesa en tu novela, desde el Tokyo futurista en que se desarrolla la trama hasta la creación de ciertos personajes. ¿Qué nos Podrías comentar al respecto?

V: Mi afición por la misma realmente es más reciente de lo que puede aparentar. Tengo una amiga que allá por 2008 me presentó el anime Death Note, bastante conocido. A partir de ahí fui consumiendo más sagas y series y me fue apasionando algunos aspectos sociales o culturales. En 2012, mientras estudiaba en la universidad de Zaragoza, comencé mis estudios en japonés. En 2014 creé la asociación en la que actualmente me encuentro y, desde entonces, he querido adentrarme ya a una cultura más profunda. En el futuro quisiera poder estudiar la historia y la literatura. Hasta ahora he ido aprendiendo aspectos sobre el protocolo – esto vinculado a mis estudios de hotelería – y corrientes artísticas varias. Durante mi estancia en esta ciudad universitaria quise también aprender esgrima japonesa (kendo), pero esto no pudo ser.

P.: ¿Reconoces en Inner hero la influencia de géneros como el manga y la novela ligera?

V: Por supuesto. Mi entrada a la cultura japonesa es, como la de muchos jóvenes, a través de estos medios. Creo que, quitando las exageraciones propias de algunos estilos y los estereotipos que se puedan llegar a formar, es una buena forma de vender la cultura milenaria de este país. Siempre digo que: “Al igual que existe un libro, una película, una canción o una serie de televisión para todo el mundo también puede existir un anime o un manga, si esta persona le da la oportunidad.” Hay una idea muy errónea de que estos estilos son de consumo infantil y juvenil, porque de hecho existen géneros dentro de los mismos enfocados en una población adulta. Como, por ejemplo, los denominados seinen. Cualquier obra de ficción perfectamente podría representarse en estos formatos.

P.: Esto no está estrictamente relacionado con la producción literaria. Apareces en tu perfil de Facebook como profesor de japonés. ¿Cómo es eso? Al menos en mi país el japonés no es un idioma del que se hallen demasiados hablantes…

V: Como antes mencioné doy actualmente clases, aunque por mi cuenta y de forma particular. Hasta ahora mi círculo de alumnos se basa en contactos cercanos, pero espero en el futuro poder enseñar a cualquier persona en la ciudad. Pero eso requiere de un buen local y el dinero que necesito lograr para alcanzar este objetivo. Creo que la enseñanza es una joya que se valora poco, sobre todo a nivel gubernamental, y es una pena. Y, ante todo, hay que disfrutar al aprender: intento que mis alumnos se lo pasen bien en las clases. De nada sirve intentarte o que intenten forzar a aprender algo si no te sientes a gusto con ello.

P.: Tu protagonista, Heim, evoluciona y pierde su timidez al ser aceptado por sus nuevos amigos en el contexto del juego. ¿Cuál es tu idea respecto a la creencia de que internet y el anonimato que propicia hacen de lo virtual un espacio idóneo para el que por cualquier razón encuentra problemas a la hora de entablar relaciones sociales?

V: Yo mismo encajo, o encajaba, en este perfil de gente. Sufrí bullying a los nueve años en mi colegio, y eso me marcó bastante. Con trece años descubrí ciertos fenómenos sociales en internet – como Habbo – donde pude hacer muchas amistades. Eran personas a veces en situaciones semejantes que, por tanto, podían comprenderte mucho mejor que otros. Doy gracias a que, a día que hoy, aún conservo algunas. La chica que fue mi embajadora de la cultura japonesa, mencionada arriba, fue conocida por esta manera. Quizá haya veces que tengamos más o menos contacto, pero sigo teniéndole un fortísimo aprecio.

P.: ¿Cómo ves nuestra sociedad con respecto a las nuevas tecnologías? Me refiero a si, por ejemplo, adhieres a alguna de estas visiones más o menos apocalípticas según las cuales la dependencia de la gente con respecto a la tecnología podría acarrear algún tipo de desastre social o planetario…

V: El ser humano es vago por naturaleza, y realmente todo lo que aprendemos sobre la tecnología es para hacernos la vida más fácil. Y, en muchos casos, más cómoda. Esto es un arma de doble filo. Muchos puestos se están sustituyendo por máquinas cuando antes los ocupaban personas. Tenemos que saber hallar un equilibrio entre ambos puntos porque, en caso contrario, sí que podríamos inclinarnos hacia una situación algo desfavorecedora, aunque quizá sería exagerado llamarla apocalíptica o desastrosa, jaja.

P.: ¿Te consideras autor de algún género en especial?

V: El género policiaco me llama bastante, no lo puedo negar. Me gusta meter elementos detectivescos en todo aquello que escribo de una u otra forma. No obstante, también tengo una fuerte tendencia hacia los mundos ficticios con gente que tiene poderes sobrenaturales. Creo que los entornos realistas no son lo mío, la verdad.

P.: ¿Autores o libros favoritos?

V: Tengo varias obras que me han ido llamando mucho la atención y que consumí con mucho gusto. Casi se podría decir que las devoré. Mientras estudiaba en el instituto tuve una novela de lectura obligatoria que agradezco enormemente ya que quizá, en caso contrario, no podría haber conocido. Es Temblor, de la autora Rosa Montero. Una obra sumamente descriptiva y paisajística, con personajes y una historia que me hechizaron. También debo reconocerme enamorado de Runas, de Joanne Harris. La mitología nórdica siempre ha despertado mi curiosidad, aunque nunca la he estudiado muy a fondo. Esta novela, no obstante, te permite aprender mucho a la vez que disfrutas de una historia bonita. La saga de The Giver, de Lois Lowry, también me encanta. Posee unas sociedades utópicas que esconden grandes errores humanos y unos protagonistas que luchan y despiertan. Me recuerdan un poco al mito de la caverna de Platón. También mencionaría Retrum, de Francesc Miralles. Un romance juvenil dentro de la tribu urbana de los góticos; Kôt, de Rafael Ábalos, con una historia muy oscura e intrigante; Harry Potter, de la gran J. K. Rowling, con el que sobran las explicaciones… Y, para acabar, no quiero olvidarme de la divertidísima saga del Equipo Tigre, de Thomas Brezina, que de pequeño puso mis neuronas a trabajar acompañando de la mano a tres jóvenes detectives en torno a los cuales se desencadenaban misterios muy curiosos. Lo especial de esta saga era el uso de herramientas para sacar tú mismo algunas respuestas o mensajes que te permitían avanzar con la historia.

P.: ¿Qué expectativas tienes en cuanto a la recepción de tu novela?

V: Me gustaría que la gente le diera una oportunidad, porque es un trabajo en el que he puesto una gran pasión. Creo que la historia tiene aún mucho que contar y me gustaría ver a la gente sintiéndose identificada con los personajes, o creando sus propias teorías sobre la gran verdad que se oculta detrás. Me gusta, más que crear historias, crear experiencias. Que la gente tenga ganas de lograr adivinar lo que va a ocurrir a través de lo que saben hasta el momento. Eso es muy alentador. También espero poder publicarla en formato físico con alguna editorial, porque el alcance sería mayor. Esto ayudaría a mi sueño de lograr hacer pensar a mucha gente. También me gustaría que reflexionaran sobre conceptos como el bien o el mal y algunas actitudes que se dan en las sociedades hoy día. Por ahora, los amigos que han leído mi obra están elucubrando sobre cómo seguirá. Y me hacen muchas bromas respecto a algunos personajes. En especial… Tienen una inclinación por querer ver muerto a Heim. Debo reconocer que el muchacho es irritante y prepotente en algunos aspectos, pero es la base desde la que quiero que evolucione. Su capacidad de interacción social es baja, por no decir nula, y la experiencia en Negalia le requiere justamente de la misma.

P.: ¿Algún proyecto en el que estés trabajando y del que quieras hablarnos?

V: A nivel literario voy a trabajar dentro de poco en la segunda entrega de Inner Hero: hay un aspecto importante sobre el que gira un poco la historia y que aún no ha aparecido, y quiero darle salida en esta segunda parte.

P.: ¿Algo que quieras agregar?

V: Simplemente cruzo mucho los dedos porque mi novela resulte muy entretenida para sus lectores. Verlos disfrutando de algo hecho por uno la verdad que da un calor interior muy agradable. Equipararía la sensación a la de cocinar: que puedan disfrutar de tus elaboraciones y se relaman es algo que se agradece. Para cualquier cosa me podéis contactar en mis redes sociales: Facebook – https://www.facebook.com/shibvik -, Twitter – https://twitter.com/Shibvik – e Instagram – https://www.instagram.com/shibvik/ . También me podéis mandar un e-mail a victorarisyan@gmail.com

También agradeceros vuestro interés y, en especial, el de Mariela, creadora de este maravilloso blog de difusión literaria.

¡Nos vemos en Negalia!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s